Muchos estadounidenses participan en juegos de azar como un modo de divertirse. Sin embargo, para la gente joven los juegos de azar pueden convertirse en una adicción muy seria. Las posibilidades de que un joven se vuelva "adicto" a los juegos de azar son mucho más altas que las de un adulto.

Tenga en cuenta estos datos del Concilio Nacional sobre Problemas con los Juegos de Azar:

Los juegos de azar no deberían considerarse una “emoción inofensiva”. Los padres deben estar conscientes de los peligros que los juegos de azar representan para los jóvenes y las señales que indican problemas.

Cuando los juegos de azar pasan de ser algo divertido y comienzan a ser el centro de la vida de un individuo, se le considera un jugador compulsivo. Los jugadores compulsivos pasan por tres fases.

Fase 1: Ganancias

Fase 2: Pérdidas

Fase 3: Desesperación

Actualmente los casinos son la principal...

You do not currently have access to this content.