Antes de que regrese del hospital a su casa con su bebé recién nacido, es necesario que al bebé se le realice una prueba de detección auditiva.

Aunque la mayoría de los bebés puede oír normalmente, entre 1 y 3 de cada 1000 bebés nacen con cierto grado de pérdida auditiva. Sin una prueba de detección auditiva para recién nacidos es difícil detectar la pérdida auditiva durante los primeros meses y años de vida de su bebé. Aproximadamente la mitad de los niños con pérdida auditiva no tiene factores de riesgo de esta afección.

La prueba de detección auditiva para recién nacidos puede detectar una posible pérdida auditiva durante los primeros días de vida de un bebé. Si se detecta una posible pérdida auditiva, se realizarán más pruebas para confirmar los resultados. Una vez confirmada la pérdida auditiva, se debe comenzar un tratamiento e intervención temprana lo antes posible.

La...

You do not currently have access to this content.