Como padre o madre, usted reconoce la importancia de la vida social de su adolescente y sabe que las fiestas son un modo de socializar y relajarse. Pero una fiesta sin supervisión o mal planeada puede traer consecuencias indeseables o incluso trágicas. La responsabilidad paterna es la clave para gozar de una fiesta divertida y sin peligros.

Este documento de la Academia Americana de Pediatría le ofrece información importante sobre las fiestas de adolescentes.

Los adolescentes a menudo esperan encontrar alcohol y marihuana en las fiestas. Algunos padres creen que es preferible dejar que los adolescentes beban en su propia casa donde puedan estar protegidos. Aunque las intenciones sean buenas, la idea es totalmente insensata. No es posible proteger a un adolescente cuyo juicio esté afectado.

El alcohol y las drogas alteran el buen juicio. Los adolescentes son más propensos a tener sexo, involucrarse en incidentes violentos o sufrir una...

You do not currently have access to this content.