A medida que su hija crezca, es probable que lea informes o escuche la palabra autismo en referencia a ella. Algunos niños son conscientes de su diagnóstico pero otros no, y es probable que los padres se preocupen porque sus hijos se alteren al descubrir que tienen autismo.

Esta es una preocupación válida, y lo mejor es que usted mismo le cuente a su hija sobre el diagnóstico en un entorno seguro y contenedor en vez de que se entere leyendo algún papel o escuchando conversaciones con terceros.

Una conversación entre usted y su hija sobre el diagnóstico ofrecerá una oportunidad para que la niña haga preguntas y exprese sus sentimientos y preocupaciones. Además, esto le ofrecerá la oportunidad de brindar apoyo o decidir qué tipo de respaldos son necesarios para ayudar a su hija a procesar el diagnóstico.

Muchas personas con TEA han dicho que les resultó útil saber...

You do not currently have access to this content.