Muchos niños con trastorno del espectro autista o TEA (ASD, por sus siglas en inglés) pueden obtener apoyo de programas financiados a través de sus estados o condados. Algunos ejemplos son ayuda financiera, apoyo educativo, atención médica, capacitación para destrezas laborales y servicios residenciales o de vivienda. Hay algunas clases de apoyo disponibles para todos los niños debido a las leyes federales, como la educación pública gratuita, incluida la educación especial si fuera necesaria. Otros beneficios públicos se basan en la necesidad, como la necesidad financiera o la gravedad de la discapacidad. La mayoría de los niños con TEA, especialmente aquellos que también tienen una discapacidad intelectual, reúnen los requisitos para estos beneficios.

La financiación para los servicios de apoyo basados en la comunidad ha aumentado en el transcurso de los últimos 30 años, pero los estados destinan distintas cantidades de dinero para estos servicios. Algunos estados disponen de políticas...

You do not currently have access to this content.