La inclusión escolar implica que los estudiantes con discapacidades aprendan y participen junto a sus pares sin discapacidad. Es probable que la inclusión sea diferente para cada alumno. Debe estar guiada por las necesidades del estudiante e incluir apoyos, si fueran necesarios, para promover el éxito. La inclusión no es solo la educación en el salón de clases. Incluye las posibilidades de participar de actividades antes, durante y después de la escuela con sus compañeros no discapacitados. Esto puede incluir clubes, comités o equipos deportivos. Es importante concentrarse en las necesidades de la estudiante y fomentar las chances de inclusión en las que pueda tener éxito.

La ley pública exige que los niños y jóvenes con discapacidades reciban educación junto a sus pares no discapacitados tanto como sea posible. También dispone que solo está permitido retirar a un niño de un salón de clases común y ponerlo en clases especiales...

You do not currently have access to this content.