A todos los niños se les hace algunas pruebas de laboratorio al nacer y como parte de los controles de rutina. Por lo general, a los niños con trastorno del espectro autista o TEA (ASD, por sus siglas en inglés) es preciso hacerles más pruebas. Estas pruebas pueden ayudar a encontrar la causa de la afección o problema relacionado con ella que podrían no ser obvios. Esto ayuda a guiar al médico de su hijo a tratar mejor al niño.

Hay nuevas pruebas genéticas que hacen posible encontrar una causa del TEA en muchos más niños que antes. Las pruebas genéticas también pueden dar información sobre la probabilidad de que sus futuros hijos o los hijos de otros miembros de la familia tengan TEA.

Las pruebas que el médico de su hijo pida dependerán de la situación de su hijo. Con frecuencia, los niños con TEA necesitan pruebas visuales, auditivas...

You do not currently have access to this content.