Tener encías y dientes sanos es importante para la salud general de su hijo. Por este motivo, el médico de su hijo hablará con usted acerca de buenos hábitos dentales incluso antes de que le aparezca el primer diente a su hijo.

Una vez que su hijo tenga un diente, es posible que su médico le recomiende que reciba tratamientos con barniz de fluoruro en el consultorio del pediatra para ayudar a prevenir las caries dentales. Esto puede realizarse de 2 a 4 veces al año. La cantidad de tratamientos depende de la probabilidad de que a su hijo se le forme una caries.

Los pediatras están capacitados para aplicar barniz de fluoruro debido a que muchos niños pequeños no van o no tienen acceso a un dentista hasta ser más grandes. Si su hijo va a un dentista a una edad temprana, tal como lo recomienda la American Academy...

You do not currently have access to this content.