Las intervenciones del desarrollo y del comportamiento son el pilar principal para educar y apoyar a las personas con el trastorno del espectro autista o TEA (ASD, por sus siglas en inglés), y están interrelacionadas. Continúe leyendo para obtener más información de la American Academy of Pediatrics sobre estas intervenciones.

Las intervenciones basadas en el desarrollo tienden a enfocarse en los cimientos básicos del procesamiento motor, visual y auditivo; y de las destrezas sociales, de secuenciación, atención, resolución de problemas y comunicación.

Esto puede ser muy eficaz para algunos niños si se realiza en un entorno lúdico donde un adulto ayuda al niño a construir las destrezas a través de la participación. En los niños con TEA, reforzar las destrezas comunicativas y sociales suele ayudar a reducir los problemas de comportamiento. Los soportes alternativos y aumentativos para la comunicación (como las tarjetas con dibujos) pueden ser útiles para el desarrollo...

You do not currently have access to this content.