Los bebés son sorprendentes
  • Tan pronto como nacen, los bebés comienzan a aprender acerca del mundo a través de sus experiencias.

  • Los bebés pueden ver y oír lo que pasa a su alrededor así como también comunicar sus necesidades e intereses a otros.

  • Los padres ayudan a que sus bebés aprendan al jugar con ellos.

  • Los padres pueden hacer que los bebés tengan un comienzo más seguro en la vida.

Los bebés tienen la habilidad de ver las caras y los objetos de distintas formas, tamaños y colores. Pueden distinguir entre las voces de sus padres y de los demás. Nos sorprendemos cuando moldean su cuerpo en nuestro hombro o brazo. Nos maravillamos de su habilidad natural para succionar, comunicar ciertas necesidades al llorar, y, en ocasiones, calmarse a sí mismos. La mayoría de los bebés pueden hacer todas estas cosas tan pronto nacen.

Los bebés necesitan y les encanta que los alcen en brazos y los toquen. No tema malcriar a su bebé por cargarlo a menudo y demostrarle su amor.

Las primeras experiencias tienen un efecto muy importante en el futuro. Es por esto que usted es tan importante en el crecimiento y el desarrollo de su pequeño. El crecimiento del cerebro de su bebé se ve afectado por el cuidado y las experiencias que usted le brinde.

La atención y el cariño ayudan a que las nuevas células del cerebro se conecten, ayudando a que el bebé:

  • Se sienta seguro y confiado.

  • Asimile nuevas ideas y datos.

  • Desarrolle un cuerpo fuerte.

A los bebés les encanta mirar la cara y oír la voz de sus padres. De hecho, las caras, con todos sus gestos, suelen ser más interesantes que los juguetes. Dedique tiempo a hablar, cantar y reír con su bebé. Hágale cariñitos, estrújelo suavemente, juegue a taparse y destaparse la cara frente al bebé.

Haga gestos, sonidos y movimientos que su bebé pueda copiar. Después copie las cosas que su bebé haga. Éste es el modo en que los bebés aprenden a comunicarse.

Los bebés necesitan practicar las cosas hasta que estén seguros de cómo funcionan. Por eso es tan importante hacer las cosas una y otra vez frente al bebé. Anímelo a repetir las cosas a manera de juego. Además de aprender cómo funcionan las cosas, su bebé aprenderá qué reacciones puede esperar de las personas y situaciones.

Una de las mejores maneras de que los bebés aprendan a hablar es leyéndoles o contándoles cuentos. Establezca buenos hábitos diarios de lectura para su bebé. Empezando buenos hábitos de lectura a esta edad temprana le ayudará a su bebé a continuar aprendiendo cosas nuevas más adelante.

Como los bebés duermen más que los niños mayores tendrán que alternar actividades de aprendizaje con periodos de descanso. El descanso es tan importante como estar despierto. Cuando están despiertos, los bebés tienden a estar más alertas si se les habla con tranquilidad y se les coloca en un lugar donde no haya mucho ruido ni confusión.

Su bebé tiene un estilo y una personalidad distinta a los de todos los demás bebés. Será divertido ir descubriendo los gustos, necesidades y habilidades de su bebé. Fíjese cómo se relaciona con otras personas y situaciones.

  • A algunos bebés les gusta más actividad, a otros menos.

  • Algunos bebés ríen o lloran con intensidad; otros son más calmados por naturaleza.

Todos los bebés nos dejan saber cuando necesitan descansar. Éstas son algunas señales que indican que su bebé necesita una siesta:

  • Evita hacer contacto visual.

  • Se nota adormilado o inquieto; quizás llore mucho.

  • Tose o escupe.

  • Se restriega los ojos.

Los niños crecen más rápidamente durante el primer año que en cualquier otra época de su vida. Esto exigirá mucho tiempo y energía de su parte. Usted necesita estar saludable y feliz para darle a su hijo el mejor comienzo posible.

Cuando usted se siente bien consigo mismo, ayudará a su bebé a sentirse feliz y seguro también. Por esta razón usted necesita reservar un tiempo para cuidarse. Después de descansar, tendrá más energías y podrá gozar más a su bebé.

Para un bebé es importante desarrollar vínculos estrechos con sus padres y familiares. Esto le ayudará a formar relaciones positivas con otras personas.

  • Al dejar que otras personas carguen y le hablen a su bebé cuando usted está a su alrededor, el pequeño aprenderá a relacionarse con otras personas.

  • Cuando usted no pueda estar con su bebé, es mejor que sean las mismas personas de confianza las que se encarguen de su cuidado. Su bebé aprenderá a esperar y disfrutar la compañía y el cariño de otros.

  • Si decide dejar a su bebé con un pariente, amigo o niñera/guardería de tipo profesional, esté un rato con ambos antes de marcharse. De este modo, usted tendrá la tranquilidad de que su bebé recibirá un cuidado seguro y cariñoso.

El amor —expresado del modo que mencionamos aquí y de muchos otros modos— le dará a su hijo la fortaleza física para combatir enfermedades, la fuerza emocional para sentirse confiado y la habilidad para aprender cosas nuevas.

Lo que puede parecer un juego simple como: rebuscar cajones, desocupar papeleras, registrar los gabinetes de la cocina, es la manera en que su bebé averigua cómo funciona el mundo. Los bebés están aprendiendo acerca de las formas, las texturas y los tamaños de las cosas. También están descubriendo que algunas cosas se pueden comer y otras no. Cerciórese de que nada peligroso vaya a parar a la boca de su bebé.

Demasiada televisión no es buena para el desarrollo temprano del cerebro. Incluso la televisión educativa no es conveniente para los bebés. A esta edad el cerebro se está desarrollando rápidamente. El ver televisión es una actividad pasiva que no ayuda al cerebro a crecer. Durante los primeros dos años de vida, los niños necesitan actividades que estimulen su cerebro.

La información incluida en esta publicación no debe usarse como reemplazo de la atención médica y los consejos de su pediatra. Es posible que haya variaciones en el tratamiento que su pediatra pueda recomendar de acuerdo a hechos y circunstancias individuales.