El virus que causa el COVID-19 todavía se está propagando. Por eso, la vacuna es lo mejor que puede hacer por la salud de su hijo. También ayuda a garantizar que sus hijos puedan seguir asistiendo a la escuela y a otras actividades que son tan importantes para su salud física y mental.

Por fin, es el turno de los niños. Es hora de que los niños elegibles se vacunen contra el COVID, se protejan y protejan la salud de sus familiares y amigos.

La vacuna contra el COVID-19 ya está disponible para niños mayores de 5 años. La vacuna contra el COVID-19 para niños de 5 a 11 años es una dosis más baja que la dosis recomendada para personas de 12 años o mayores. La única vacuna contra el COVID-19 actualmente disponible para niños en los EE. UU. es la vacuna de ARNm de Pfizer BioNTech.

  • Llame al pediatra de su hijo o al médico de cabecera y dígale que está pensando en hacer vacunar a su hijo. Hágale preguntas y comparta toda inquietud que tenga.

  • Programe la cita de vacunación contra el COVID-19 de su hijo en el consultorio de su pediatra, la clínica de vacunación, la farmacia, el sitio comunitario de vacunación, la iglesia o la escuela. Inclusive en algunos sitios no se necesita cita previa.

  • Su hijo también puede recibir las vacunas de rutina en la misma cita. Esto incluye la vacuna anual contra la influenza (gripe). Averigüe si está atrasado con las inyecciones y cómo ponerlo al día.

  • Hable con su hijo antes de la cita. Muchos padres pueden tener inquietudes sobre cómo podría actuar su hijo cuando enfrente una inyección. Pero hay formas sencillas de ayudar a que sea una experiencia positiva y tranquila.

  • Luego de que su hijo reciba la primera vacuna, programe la segunda dosis. Asegúrese de que el consultorio de su pediatra tenga una copia del carné en el registro médico de su hijo. Es posible que la oficina de salud de la escuela o la universidad de su hijo también necesite una copia de la tarjeta.

  • Si su hijo tiene 5 años o más y tiene una afección médica o toma medicamentos que debilitan el sistema inmunitario, se puede recomendar una tercera dosis. La tercera dosis se administra al menos 28 días después de la segunda dosis de la vacuna.

  • Guarde la tarjeta de vacunación en papel que reciba! Tome una foto de ella o cópiela y guárdela en un lugar seguro. No plastifique la tarjeta de vacunación, en caso de que se necesite agregar más información. Para evitar el riesgo de robo de identidad, no comparta una foto de la tarjeta en redes sociales.

Padres y tutores: inscriba a su hijo en los controles de seguridad de vacunación contra el COVID-19 del programa v-safe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) en www.cdc.gov/vsafe. V-safe envía mensajes de texto con enlaces a encuestas web, lo que le permite compartir cómo se siente su hijo después de la vacunación. Si informa que buscó atención médica durante un control de salud, los CDC harán un seguimiento por teléfono.

La American Academy of Pediatrics recomienda que todos los niños elegibles mayores de 5 años y los adultos reciban la vacuna COVID-19 lo antes posible. Su hijo puede considerarse al día con la vacunación si ha recibido todas las dosis recomendadas para su edad.

Anímelo a seguir haciendo su parte para proteger a los demás usando una mascarilla y siguiendo otros pasos para mantener seguras a las personas con alto riesgo de infección. Luego podrá retornar a las actividades que disfruta como, por ejemplo, deportes, coro, juegos y fiestas con alguna mayor confianza de que ¡está protegido!

American Academy of Pediatrics

www.aap.org and www.HealthyChildren.org

Spanish translation adapted from the HealthyChildren.org article COVID Vaccine Checklist for Kids Age 5-11 (2/16/2022).

La American Academy of Pediatrics (AAP) es una organización formada por 67.000 pediatras generales, especialistas pediátricos y especialistas en cirugía pediátrica dedicados a la salud, la seguridad y el bienestar de todos los bebés, niños, adolescentes y adultos jóvenes.

En todos los aspectos de su programa de publicación (redacción, revisión y producción), la AAP se compromete a promocionar los principios de equidad, diversidad e inclusión.

La información que se incluye en esta publicación no se debe usar como reemplazo de la asistencia médica y los consejos de su pediatra. Es posible que existan variaciones en el tratamiento que su pediatra pueda recomendar de acuerdo con los hechos y circunstancias individuales.